Historia de Caldas


Por Carlos Arboleda González

La creación del Departamento

Cuando se preparaba la creación de la Confederación Granadina, 1858, con un régimen federalista, el presidente Mariano Ospina Rodríguez, quien había sido gobernador del Estado Soberano de Antioquia, planteó, por primera vez, la idea de crear un nuevo departamento, al sur del antioqueño. Idea que no tuvo acogida. Nuevamente lo propuso en 1888, con el nombre de Departamento de Sur y Manizales, ya un fortín militar, como su capital. En plena Regeneración Conservadora, un solitario liberal, Rafael Uribe Uribe, obviamente con el apoyo de la dirigencia de Manizales, entre los cuales estaban Aquilino Villegas y Daniel Gutiérrez Arango, ambos conservadores, propuso la creación del departamento de Córdoba, con capital Manizales.

El nombre de Córdoba tenía la finalidad de rendirle un homenaje al prócer antioqueño. Pero Uribe Uribe fue derrotado con la oposición de las representaciones de Cauca, Antioquia y Cundinamarca, varios ministros del Despacho y la inmensa mayoría conservadora de la Asamblea Nacional Constituyente. 

La propuesta del General Uribe era muy coherente. Los límites que propuso, para realizar esta segregación tenian toda la razón de ser.

A comienzos del siglo XX, después de los anteriores intentos, el gobierno del presidente Rafael Reyes, con la finalidad de debilitar los antiguos Estados Soberanos, propuso la creación de varios departamentos, entre ellos el Departamento de Los Andes, capital Manizales, nombre vetado por algunos miembros de la diputación del Cauca en la Asamblea Nacional Constituyente. Ellos condicionaron su votación afirmativa si se le colocaba como nombre el del sabio Francisco José de Caldas, propuesta que se impuso sobre la de los antioqueños que insistían en el nombre del prócer José María Córdoba. Fue así como, según la ley Nro. 17 del 11 de abril de 1905, el artículo 3º. Dice: “Crease el Departamento de Caldas, entre los departamentos de Antioquia y Cauca, cuyo territorio estará delimitado así: El río Arma desde su nacimiento hasta el río Cauca; este aguas arriba hasta la quebrada de Arquía, que es el límite de la provincia de Marmato, por lo límites legales que hoy tienen, como también la Provincia del Sur del Departamento de Antioquia. Parágrafo. La capital de este departamento será la ciudad de Manizales". De igual manera, por la misma ley, fueron creados los departamentos de Atlántico, Huila, Valle y Norte de Santander. 

Primeros municipios.

Los municipios fundadores del Departamento de Caldas fueron: Manizales, su capital; Aguadas,
Pácora, Salamina, Aranzazu, Filadelfia, Neira, Anserma, Riosucio, Supía, Marmato,  Chinchiná, Villamaría, Pereira y Apia. Posteriormente se anexaron Manzanares, Marulanda, Pensilvania, Marquetalia y Victoria, según el decreto Nro. 763 de 1907. Luego, los municipios de Armenia, Calarcá, Circasia, Filandia, de acuerdo con la ley 1ª. de 1912. En 1912, según la ley Nro. 31, se anexó Pueblo Rico. Con el tiempo se anexaron otros, hasta quedar conformado el departamento que luego se conoció como el Viejo Caldas, que coincidía exactamente con los linderos que tiempo atrás había propuesto el general Rafael Uribe Uribe y que por cuestiones de celos políticos no se habían adoptado.

Alejandro Gutiérrez Arango, el primer Gobernador de Caldas

El primer gobernador nombrado por el presidente Rafael Reyes fue don Alejandro Gutiérrez Arango, quien ejerció el cargo entre del 15 de junio de 1905 al 24 de junio de 1909. Había nacido en Abejorral, Antioquia, el 22 de septiembre de 1840. Hijo de Don José María Gutiérrez Álvarez y Doña María de los Dolores Arango Uribe. Llegó a Manizales en el año 1859. Participó en la Guerra de los Sesenta como oficial de las tropas que defendieron el gobierno legítimo del presidente Mariano Ospina Rodríguez; de igual manera, colaboró para llevar a la Presidencia de

Antioquia al general Pedro Justo Berrío.

En 1869 fue Alcalde de Manizales, tocándole la repartición de solares y entrega de terrenos a los primeros pobladores de la ciudad, después de un largo y violento litigio contra la compañía González y Salazar, herederos de la Concesión Aranzazu, propietaria de los terrenos donde se construyó la mayoría de los pueblos del norte y del centro del Departamento. En 1870 fundó el Hospital de Manizales en unión con el Pbro. José Joaquín Baena y de los doctores Dionisio Uribe Santamaría y Miguel Urrea, de los señores Marcelino Palacio, Aureliano Villegas y Blas Gaviria. Con todas estas realizaciones y la pulcritud de sus actos, el nombre de Don Alejandro Gutiérrez ocupó un lugar de privilegio entre sus conciudadanos. Por eso, por razones naturales, era el llamado a ocupar ese cargo de primer gobernador. Fue, de igual manera, Ministro del Tesoro en la Administración Sanclemente y en 1899 fue nombrado Gobernador de Antioquia.

En Manizales se interesó por la fundación de la Diócesis, el Tribunal Superior, el Colegio Santo Tomás de Aquino y otras obras de progreso y desarrollo. Por sus servicios a la Patria, recibió el título de General de la República.

Su cuatrienio fue de progreso, destacando principalmente su obra educativa con la creación de la Escuela Normal de Varones, el Colegio de Cristo y la colaboración muy especial con las instituciones educativas. Le correspondió la instalación del alumbrado eléctrico en Manizales. En la Gobernación le sucedió el doctor Marcelino Arango. Don Alejandro Gutiérrez murió en

Manizales el 1º de noviembre de 1931. En su honor se levantó un busto con su efigie, el cual fue inaugurado en un acto solemne con motivo de los 75 años de vida de Manizales. Se recuerdan sus palabras cuando se posesionó en la Gobernación: “!Caldenses¡, cuánto de noble y grande poseemos lo hemos heredado de Antioquia y Cauca, de esos dos departamentos de acendrado patriotismo, de excepcionales energías y de limpias tradiciones: procuremos seguir las huellas luminosas que nos han trazado ellos en el camino del deber. Que la memoria del Sabio Francisco José de Caldas sea el símbolo de la íntima cordialidad y la unión que ha de reinar entre las tres entidades, pero que de consuno propendan eficazmente el engrandecimiento de la Patria”.

El Departamento de Manizales.

Con la creación de algunos departamentos, lo que pretendió el presidente Rafael Reyes fue debilitar el poder que tenían los Estados Soberanos federados. La Constitución Política de 1886 los había convertido en departamentos. En 1908, el presidente Reyes, uniendo regiones de acuerdo con costumbres y tradiciones comunes, dividió la República de Colombia en 35 departamentos, según la Ley 1ª del 5 de agosto de 1908. Esta ley convirtió el departamento de Caldas en departamento de Manizales, agregándole los municipios de Salento, Filandia, Calarcá y Armenia, los que fueron separados del departamento de Buga.  

El 14 de diciembre de 1909, la Asamblea Nacional, mediante la Ley No. 65 del 14 de diciembre de 1909, dispuso la reintegración de los antiguos diez departamentos de

Colombia, existentes hasta 1905. Los departamentos que fueron conformados en 1905 y 1908 necesitaban comprobar lo siguiente: una población no inferior a 150.000 habitantes; una renta que no bajara de $150.000 pesos oro; solicitar el apoyo de tres cuartas partes de los vocales de los Concejos Municipales. 

Cuando se hicieron las convocatorias de respaldo al departamento de Manizales o de Caldas, se manifestó la resistencia en lucha reñida de las ciudades de Riosucio, Pereira, Anserma y de algunos cabildantes de Manizales. Para ello se conformó una Junta encargada de entenderse con todos los Concejos. Se comprobó que la población pasaba de 200.000 habitantes. Las rentas eran más del doble exigido por la Ley; y la mayoría de vocales de los Concejos, que pasaba de las tres cuartas partes. El Presidente de la República, general Ramón González Valencia, mediante el Decreto No. 340 del 16 de abril de 1910, declaró el restablecimiento legal del departamento. Le restituyó su nombre de departamento de Caldas, con su capital Manizales.

Así empezó la rutilante carrera administrativa de un departamento que fue conocido en todo el concierto nacional con el nombre de Departamento Modelo de Colombia. Fue, además, por mucho tiempo, el primer productor de café del país, lo que benefició, de manera clara, su desarrollo urbano y rural.


Número de visitas a esta página 1078
Fecha de publicación 16/02/2017
Última modificación 01/05/2017